TARTA SACHER

14.10.14



Una perfecta tarta para todos los chocolateros, porque su bizcocho es de chocolate, su cobertura es de chocolate, pero no deja de sorprender en el primer bocado, cuando nos encontramos con ese toque tan distinto del chocolate que le aporta la mermelada de albaricoque. Un conjunto de sabores que hacen que esta tarta se convierta en un postre delicioso.
En esta ocasión, me he permitido el lujo de darle un toque extra, añadiéndole sobre su capa de chocolate, una capa de cacao puro en polvo, decorado con lunares de azúcar glas.


Para aquellos que no conocéis la historia de esta tarta os pondré un poco en antecedentes.....
Fué Franz Sacher en 1832, aprendiz de repostería, el que creo esta deliciosa tarta. Años después, su hijo Eduard, comenzó a elaborarla con la receta de su padre, en una confitería en la que estudiaba. Más tarde, en 1876, fundó el Hotel Sacher, aún existente, donde comenzó a venderla.


TARTA SACHER

Ingredientes y elaboración:
♥ Para elaborarla he utilizado un molde de 17 cms de diámetro.

♥ Bizcocho:
100 gr Chocolate negro
4 Huevos camperos
1 Pizca de sal
80 gr Mantequilla a temperatura ambiente
75 gr Azúcar glas
90 gr Harina de repostería
1 Cucharadita de levadura en polvo
Mermelada de albaricoque para el relleno

♥ Cobertura:
200 gr Chocolate negro para la cobertura
120 ml Nata 35%mg para la cobertura
Cacao puro en polvo
Azúcar glas

Precalentamos el horno a 180°.
Untamos el molde con mantequilla o bien con spray de Credín (ya os comenté que en la última tarta utilicé este, y me encantó).
Troceamos el chocolate y lo derretimos al baño maría o bien a golpes de calor de 10 segundos en el microondas, removiendo cada vez que lo sacamos, para que se vaya derritiendo con el calor residual, y reservamos para que se temple.

Separamos las yemas de las claras, y montamos estas últimas con una pizca de sal. Cuando estén listas,  reservamos. En un bol a parte mezclamos el azúcar con la mantequilla hasta que ambos ingredientes estén bien mezclados. Agregamos las yemas de una en una, mientras seguimos batiendo y a continuación añadimos el chocolate templado.

Tamizamos la harina y levadura juntas y lo incorporamos a la mezcla anterior.
Una vez mezclado, añadimos 1/3 de las claras que teníamos reservadas y las integramos con movimientos envolventes. Seguidamente añadimos el resto de las claras y las integramos de la misma manera, con movimientos envolventes.

Vertemos la masa en el molde y horneamos durante unos 25-30 minutos, asegurándonos antes de sacarlo que esté hecho con un palito, que deberá salir limpio, cuando pinchemos el bizcocho.
Dejamos reposar sobre una rejilla unos 10 minutos y sacamos del molde el bizcocho.
Cuando se haya enfriado por completo, lo cortamos en dos y untamos con la mermelada de albaricoque su interior. Colocamos la segunda capa del bizcocho y reservamos.

En un cazo echamos el chocolate negro junto con la nata y lo fundimos, removiendo de vez en cuando con unas varillas. Yo suelo quitarlo del fuego antes de que termine de deshacerse por completo y removiendo con unas varillas y gracias al calor residual, terminan por derretirse del todo.

Colocamos la tarta sobre una rejilla y debajo de esta colocamos una bandeja, para que nos resulte más fácil cubrir la tarta. Pues cuando el chocolate esté listo, lo echamos por encima de la tarta hasta cubrirla por completo, ayudándonos si es necesario de una espátula para cubrir bien los bordes.

Por último, espolvoreamos la superficie de la tarta con cacao puro el polvo y ayudándonos de una plantilla, que colocaremos sobre la tarta, pero si que llegue a tocar esta, espolvoreamos con el azúcar glas para crear los lunares.

¡Ya tenemos lista nuestra Tarta Sacher!, que podemos conservar en la nevera y sacarla un rato antes de que vayamos a consumirla.


Como véis, se trata de una deliciosa tarta chocolateada, 
que estoy segura de que para los amantes del chocolate, 
será toda una delicia, ¡os lo puedo asegurar!


18 comentarios:

  1. de las mejores tartas q he probado. me encanta y esta tarta tuya no la diria q no. deliciosa

    ResponderEliminar
  2. Guapa! Ya te he dicho que ésta tiene una pintaza de muerte... Yo me comía un trozo de cada... ;P

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Ummmm... chocolate y mermelada de albaricoque suena genial!!!! y tiene una pinta deliciosaaaaa... besotes!!

    ResponderEliminar
  4. Esta tarta me encanta, se la hice a mi madre para su cumpleaños y nos encantó!! Te ha quedado estupenda. Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
  5. Hola Patricia!
    Tienes un blog bonitísimo y la receta de la sacher me ha atrapado. Me quedo como seguidora y te invito a visitarme en
    www.miscosas-favoritas.blogspot.com.es
    Beso
    Pi

    ResponderEliminar
  6. Es una de mis preferidas! Nunca la había visto así tan vestida de rojo pero me encanta el aspecto que tiene! Bravo!

    ResponderEliminar
  7. Creo que hay tantas tortas sacher como reposteros, nunca se supo la receta original pero todas son muy ricastal es el caso de la que presentas. chocolate y mermelada combinan muy bien.
    Besos Patry, hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/10/una-sonrisa-antes-de-cocinar.html

    ResponderEliminar
  8. ¡Una tarta deliciosa, Patricia!
    Además te quedado muy original con los lunares de azúcar glas.
    Es una de las recetas pendientes que tengo para publicar en el blog.

    Besos
    http://delirioporeldulce.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Que rica Patricia! Y con esos lunaritos de azucar te ha quedado preciosa! Un beso guapa

    Les receptes que m'agraden

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por vuestro comentarios, como siempre digo......son un verdadero placerazo recibirlos! bss

    ResponderEliminar
  11. Llevo queriendo hacer esta tartas a ver si me animo pronto porque la verdad es que te ha quedado muy mona.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  12. Una clásica tarta que pinta genial!!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  13. ¿Te puedes creer que esta tarta es una de mis eternas pendientes por hacer en casa? No sé qué ocurre que siempre se queda en espera ¡con lo buena que es!

    La tuya se ha quedado divina ¡me pido un cachito!

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  14. Que rica, las tartas de chocolate son mi perdición y la sacher me encanta por ese toque agridulce que le da la mermelada de albaricoque. Te ha quedado estupenda.

    Bicos

    ResponderEliminar
  15. Que rica tarta me encanta, en casa la preparamos mucho y siempre tiene éxito.
    Besos cris y Laura.

    ResponderEliminar
  16. Tiene un color tan bonito que apetece comersela toda!!besos

    ResponderEliminar
  17. Vaya pinta mas buena ummmmm me encanta y debe de estar de muerte, Te ha quedado espectacular
    Besos guapetona

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss