LIMONADA DE LAVANDA CON MIEL DE BREZO

28.5.15

 

Adoro las recetas sencillas y sobre todo hechas en casa (homemade food!). Esas que en poco tiempo están listas y riquísimas,  como ocurre con esta Limonada. 
Hace unos días compré Lavanda en el Herbolario para preparar infusiones, pues me encantan y todos los días suelo tomarme de dos a tres (Té Prince of Wales, Te Verde, Manzanilla, Poleo, Rooibos con Naranja Dulce,..... me encantan todas!)  La Lavanda la venden en bolsas, llenas de flores secas, que con sólo abrirla sale de ella un aroma maravilloso!. Y ayer según estaba preparando una fresca Limonada, pensé en añadirle una infusión hecha con la Lavanda y un poco de Miel de Brezo, que en casa es la que más nos gusta. El resultado.......¡una limonada perfecta para estos días de calor!



LIMONADA DE LAVANDA CON MIEL DE BREZO

Ingredientes y elaboración:
♥ Con los ingredientes que os indico os saldrá aproximadamente 1 Litro de esta riquísima Limonada.

2 Cucharadas de Lavanda (Comprada como os he dicho en el Herbolario)
500 ml de Agua
1 Limón (bien lavado)
500 ml Agua
3 Cucharadas de Miel de Brezo

Lo primero que haremos será preparar la infusión de Lavanda, y para ello en un cazo ponemos 500 ml de Agua con la Lavanda, a una temperatura media.
Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego un poco y dejamos que hierva durante unos 5 minutos. Transcurrido este tiempo, retiramos del fuego y la dejamos reposar unos 30 minutos.
Después la colamos con un colador para deshacernos de la Lavanda seca y quedarnos sólo con la infusión.

Para elaborar la Limonada, podemos hacerlo de dos maneras:
♥ Thermomix: Echamos en el vaso 500 ml de agua y el limón entero bien lavado. Programamos Vaso Cerrado, 5 Segundos y Turbo.
Colamos con un colador para deshacernos de los trozos de limón que hayan podido quedar.

♥ Sin Thermomix: Exprimimos el zumo de un limón y mezclamos este con medio litro de agua.

Una vez tenemos lista la infusión de Lavanda y el zumo de limón, mezclamos ambos y le añadimos la Miel de Brezo para endulzar un poco. Podemos hacerlo también con azúcar, como más os guste. (En casa cada vez preferimos más la miel para endulzarnos infusiones y algunas comidas.)
Añadimos unos hielos y un par de rodajas de limón.
Una vez esté bien fresquita, ¡podemos servirla! Y si no nos la bebemos toda, ¡a la nevera!


Espero que os animéis a prepararla porque está de lo más rica,
y es perfecta para refrescarnos en estas tardes de calor!

¡Ser felices!

9 comentarios:

  1. Que casualidad, justo ayer estuve preparando limonada y fotografiándola para subirla al blog, porque con el calorcito apetecen mucho estas bebidas fresquitas. Me apunto tu idea de la infusión de lavanda.

    Bicos

    ResponderEliminar
  2. Qué bien suena el nombre de esta limonada!!!
    Y ahora que empiezan a haber flores de lavanda... pues habrá que probar, no?
    Ya te contaré si me animo :)
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Una bebida original y que tiene que estar deliciosa, bien fresquita tiene que sentar de maravilla!!!
    Besotess

    ResponderEliminar
  4. Umm que deliciosa fresquita!!besos

    ResponderEliminar
  5. Que rica y con lavanda que me encanta la probare si o si besitos

    ResponderEliminar
  6. curiosa al menos si que es , y si encima esta buena....perfecta
    bss

    ResponderEliminar
  7. me encanta, tiene que estar super fresquita, me guardo la receta, un beso

    ResponderEliminar
  8. Qué cosa más rica Patricia!!! La pondré en practica.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Una limonada bien curiosa, ademas de antimicrobiana ;-)
    Un saludito

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss