MADELEINES DE CALABAZA HOKKAIDO

21.10.15



Madeleines, la magdalena francesa. Para elaborarlas he utilizado un producto que se consume bastante en Francia, la Calabaza Hokkaido.
Y es que estamos en una época en la que en cualquier mercado podemos encontrar calabaza, un producto que a mí personalmente me encanta disfrutar en esta estación del año para preparar cremas, incluirla en guisos, dulces o comerla simplemente asada.
Y el otro día en el mercado, de entre todas las calabazas que había me llamó la atención esta….Calabaza Hokkaido.


Nunca antes la había visto, así que en seguida le pregunté a el frutero y después de escucharle, no dudé un momento en echarla a la cesta y de la cesta ¡a mi cocina!

Se trata de una variedad de calabaza muy conocida y utilizada en Francia y que poco a poco comenzamos a ver en mercados españoles.

Su color, como podéis ver, es de un naranja muy intenso, y su forma puede recordarnos un poco a la de la pera. Además su piel es más fina que la de otras calabazas, lo que nos permite comerla siempre que su cultivo haya estado libre de pesticidas y demás.

La carne por el contrario, es algo más dura y densa que la de otras variedades, así como un poco más seca pero con un ligero toque dulce y un aroma os aseguro, ¡que es único! Pues nada más cortarla, lo notaréis enseguida.


Y si queremos extraer su sabor al máximo, lo mejor es asarla, porque de esta manera nos daremos cuenta de que su sabor se asemeja mucho al de las castañas.




Así pues, lo que he hecho sin duda alguna ha sido asarla, y con ella elaborar una francesas madeleines, que están ¡riquísimas! Húmedas, con un toque denso que la hace irresistible y sobre todo, muy aromáticas.





 Madeleines de calabaza Hokkaido


MADALEINES DE CALABAZA HOKKAIDO

Ingredientes y elaboración:
♥ Con las cantidades que os indico os saldrán alrededor de unas 36 uds. Yo he preparado tantas, para compartirlas con la familia!

4 Huevos
150 gr Azúcar blanco
200 gr Puré de calabaza
150 gr Harina
10 gr Levadura en polvo
Una pizca de sal
150 Mantequilla derretida
5 gr Canela en polvo

Lo primero que tenemos que hacer el asar la calabaza. Para ello calentamos el horno a 180°, con calor arriba y abajo.
Lavamos bien la calabaza y la cortamos en dos mitades. La limpiamos bien por dentro, quitándo todas las pipas y hebras que tiene y la colocamos en una bandeja para asar.
La metemos en el horno y asamos durante unos 45 minutos apróximadamente.
Antes de sacarla, comprobamos que está bien blandita, simplemente pinchando con un tenedor su carne.
La dejamos enfriar por completo y hacemos puré a 200 gr de carne de calabaza, simplemente triturándola con una batidora. El resto podemos aprovecharlo para otra receta o directamente comerla tal cual, por que está muy rica.

De nuevo calentamos el horno a 180° y engrasamos un molde de madeleines.
En un bol echamos el puré de calabaza y el azúcar. Mezclamos bien ambos ingredientes y añadimos los huevos.
Ahora mezclamos a parte la harina, con la sal, levadura y canela, y se lo añadimos al resto de ingredientes que tenemos en el bol.
Mezclamos todos bien y por último incoporamos la mantequilla derretida que habremos dejado templar un poco antes de añadirla.

Rellenamos los huecos del molde y al horno unos 10 minutos.
Mientras se hacen las primeras, mantendremos el resto de la masa bien tapada y si la temperatura es demasiado alta en la cocina, la mantenemos en la nevera.
Sacamos la primera tanda de madeleines del horno y las dejamos templar en el molde sobre una rejilla unos 5 minutos, para después sacarlas y dejarlas enfriar por completo sobre una rejilla.

Seguidamente lavamos nuestro molde, secamos bien y volvemos a engrasar para la segunda tanda!

Por último, podemos espolvorearlas con un poco de azúcar glas a la hora de servirlas.
Os aseguro que durante el horneado tanto de la calabaza como de las madeleines, el aroma que tendréis en casa, ¡será maravilloso!
¡Animaros a prepararlas y contarme que tal!



Espero que os haya gustado la receta de hoy
Nos vemos pronto, y mientras tanto...
¡ser felices!

25 comentarios:

  1. Hola Patricia!!
    Yo que vivo en Alemania, te puedo decir que esta es la calabaza más consumida aquí. Es un tipo de calabaza que se puede cocinar con piel, y eso va fenomenal, ya que cuestan mucho pelarlas.

    Un bocado divino tus madaleines!! Muy ricas así!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, y que suerte encontrarlas tan fácilmente en Alemania, porque aunque me gusta buscar por los mercados, era la primera vez que la veía. Bss

      Eliminar
  2. Por mi zona no recuerdo haberlas visto, pero ahora que se acerca Halloween es sencillo encontrar calabazas en casi todos los supermercados ¡algo bueno tenía que tener la globalización!

    Yo uso las del huerto de mi padre, que son distintas, más grandes y de un color naranja bastante más apagado. A ver si un año de estos siembra calabazas más naranjas que aunque de sabor estas son espectaculares las recetas no quedan con un color naranja tan intenso como con otras variedades.

    Las madeleines te han quedado divinas ¡tienen que ser un puro bocado de placer!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes una suerte increíble, pues aunque no tenga un tono tan anaranjado, es maravilloso que tu padre las cultive, no te comerás ninguna más rica que las de el, seguro! Gracias por tu comentario, bss

      Eliminar
  3. El colorcito es precioso, y el sabor seguro que delicioso!! me las apunto.
    bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que las prepares y ya me contarás ;) bss

      Eliminar
  4. Qué ricas madeleines de calabaza, qué buenas. Me las quedo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Están muuuy ricas! Gracias por tu comentario, bss

      Eliminar
  6. Que ricas nunca he visto esa calabaza por aqui besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues haber si tienes suerte y la encuentras porque está riquísima :) bss

      Eliminar
  7. Patricia una receta de lujo, me ha encantado.......a ver si la próxima semana la puedo preparar, un beso enorme para ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las preparas ya me contarás ;) seguro que te gustarán, bss guapa

      Eliminar
  8. Mmm... Patricia, qué ricas tus madeleines!! Ayer precisamente asé una calabaza e hice pan con un poco del puré y tengo la otra mitad en el frigorífico... así que imagínate la receta que voy a preparar este fin de semana.... Me ha encantado tu versión y seguro que están riquísimas, así que tendré que probarlas! Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te hayan gustado y ya me contarás si las preparas ;) bss

      Eliminar
  9. Maite (xabilikeschocolate): Hola Patricia, por aquí se conoce como potimarron y es una de mis calabazas favoritas �� (despues de la cacahuete o butternut). Las madeleines te han salido preciosas y me da a mí que la calabaza no hace más que mejorarlas. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario...tengo que probar esas variedades que me comentas ;) bss

      Eliminar
  10. vi el otro día esas calabazas y me llamaron la atención ,pero no compre ,las madeleines te han quedado con una pinta muy apetecible,con la calabaza quedan muy jugosas
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Mary estás tardando en ir a por ellas, porque están buenísimas, a mí me ha encantado el sabor y el aroma que tienen, fabulosas! Gracias por tu comentario guapa ;) bss

      Eliminar
  11. Hola Patricia guapa, que preciosidad de magdeleines has hecho y encima con calabaza. Que quieres que te diga, me parece una receta espectacular y la presentación y las fotos de 10, como siempre!! Un besazo linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias reina por tu comentario, un besazo!

      Eliminar
  12. Ostras!!! Es que vengo con retraso que tenía un montón de recetas pendientes de ver...
    Me encantan las madeleines porque son delicadas, chiquititas y además las tuyas riquísimas con la calabaza.
    Preciosas fotos!!!
    Besotes

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss