HOGAZA INTEGRAL DE VINO

15.2.16


Para mí, poder elaborar el pan en casa en sinónimo de placer, por eso aunque los fines de semana me encanta poder disfrutar de planes que hemos programado o que simplemente surgen con mis chicos, también me gusta reservar un poco de ese tiempo libre para poder preparar pan en casa de vez en cuando. Y es que a pesar de disponer de toda la cacharrería necesaria para poder realizar el proceso de mezcla y amasado, hay ocasiones en las que prefiero prescindir de todo ello y disfrutar realizándolo yo misma. Además ya lo he confesado en algunas ocasiones, adoro el aroma que inunda toda la casa cuando se está horneando, es maravilloso, y su sabor....¡no tiene precio! No hay nada que pueda igualarlo, ni aunque llegues a casa con el pan comprado recién hecho, se asemeja lo más mínimo al que tu  puedes elaborar. Por eso te animo a que prepares el pan en casa siempre que puedas, pues si te organizas un poco los tiempos de levado, tendrás tiempo de sobrar para hacer mientras aquello que te apetezca, como simplemente sentarte a leer un domingo por la mañana mientras esperas que se haga el pan. Al fin y al cabo, para eso está el fin de semana,....para descansar y hacer lo que a uno más le gusta y apetece ¿no?


La receta de la Hogaza de pan que comparto contigo, como ya has visto por su nombre, está hecho con vino, que le aporta un toque muy personal, con un sabor y un aroma, así como un color a la miga, estupendos. Lo único que si puedo aconsejarte es que no utilices cualquier vino tinto, intenta que sea alguno que te guste, de aquel del que te gusta tomarte un copa de vez en cuando.
En mi caso yo he utilizado un vino que en casa consumimos frecuentemente, pues me resulta tanto de aroma como de sabor, ligero. Perfecto para tomarme un copa mientras preparo la cena y charlo mientras con mi marido y mi hijo sobre como nos ha ido el día.


HOGAZA INTEGRAL DE VINO

Ingredientes
Para la masa madre
35 gr Harina integral
35 ml Agua mineral
15 gr Levadura prensada fresca
Para la masa
125 ml Vino Tinto Finca La Estacada 12 meses Barrica
25 ml Agua mineral
75 gr Harina integral
175 gr Harina de fuerza
5 gr Levadura prensada fresca
1 Cucharadita de sal
y...
250 ml Agua para el horno

Elaboración
Lo primero que debes hacer es preparar la masa madre, pues hay a dejarla durante toda la noche en la nevera, para tenerla lista por la mañana para hacer el pan. Y para ello en un bol mezcla los ingredientes de la masa madre: la harina integral, junto con el agua y la levadura desmenuzada. Cuando todos los ingredientes estén completamente mezclados, tapa con un poco de film de cocina el bol y lo dejas en la nevera hasta la mañana siguiente.

Por la mañana saca la masa madre de la nevera. Verás como su volumen a aumentado debido a todas las burbujas de aire que se han formado en ella. Colócala en un bol, junto con el vino y el agua, y mezcla bien, debe de quedar una consistencia caldosa.
Ahora llega el momento de añadir las harinas: integral y de fuerza, y comenzar a amasar.
Si tienes un robot de cocina que amasa, hazlo durante 3 minutos. Si dispones de Thx: 3 min/ Vaso cerrado/ Vel Espiga. Y si por el contrario tienes dos manos por herramientas, ¡estupendo, comienza a amasar!

Ahora deja reposar la masa unos 30 - 40 minutos y seguido añádele la levadura fresca desmenuzada, junto con la sal y de nuevo volvemos a amasar otros 2 minutos.
Ahora le toca trabajar a la masa sola, es decir, ha llegado el momento de dejarla que realice ella sola un amasado, dejándola simplemente levar durante una hora aproximadamente. Durante este tiempo veremos que dobla su volumen.

Transcurrido el tiempo, coge la masa y forma una bola con ella. Ahora puedes utilizar un molde* de mimbre con formas cilíndricas alrededor que le otorgan al pan ese dibujo que veis en la imagen o si por el contrario no disponéis de un molde* de estos, simplemente forra una bandeja de horno con papel vegetal espolvoreado previamente con harina y la masa sobre el. 
De nuevo la masa volverá a trabajar sólo. Es decir, volverá a levar durante una hora más aproximadamente.

Cuando quede poco tiempo, pon en marcha el horno a una temperatura de 220°, dejando debajo de la rejilla de horneado la bandeja del horno que justo antes de meter el pan para hornear, llenaremos con agua. 
Si has dejado la masa del pan en una bandeja, mete esta directamente al horno seguido de llenar la bandeja con agua. Si has dejado la masa levar en un molde de mimbre, vuelca este igualmente sobre una bandeja forrada de papel vegetal y al horno exactamente igual.

Deja que se haga el pan durante 25 minutos. Transcurrido este tiempo, baja la temperatura a 180° y sigue horneando 7 minutos más.
Lo que conseguiremos con la bandeja llena de agua, será que la corteza esté muy crujiente.
Cuando esté listo, saca el pan del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla.

Este pan es fabuloso para acompañarlo con un rico queso curado y por supuesto ¿porqué no? una copa de vino.

*Respecto al molde de mimbre, existen diferentes sitios donde adquirirlo. En mi caso lo he comprado por unos 6€ (si no recuerdo mal) en Sostrene Grene, esa fabulosa tienda que cada vez que voy me atrapa de tal manera que no consigo salir de allí sin las manos llenas ¡me encanta todo! ;) 

Bueno, espero que la receta de hoy os haya gustado y lo más importante que os animéis a prepararla, porque no sólo estoy segura de que os encantará, sino que sorprenderéis con el sabor auténtico de esta rica Hogaza integral de vino.

¡Nos vemos pronto!

LA RECETA
by Patricia Valdivielso





9 comentarios:

  1. Me impresiona este pan Patricia!! Con vino tinto!!! Me ha llamado verdaderamente la atención. Hasta ahora nunca he hecho masa madre, quizás me estreno con esta receta ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y espero que te animes a prepararlos, porque está riquísimo, además de tener un aroma fabuloso gracias al vino y a que está elaborado con masa madre. bss

      Eliminar
  2. Que curioso del vino , tengo que probarlo besitos

    ResponderEliminar
  3. Qué pasada!!!
    Tiene que estar... ni me lo quiero imaginar de lo bueno que debe saber...
    Yo no estoy muy puesta en esto de los panes. Viendo el tuyo se me cae la baba.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te animo a que prepares pan alguna que otra vez, porque es una gozada lo rico que está hecho por nosotras mismas y este te aseguro que tiene un aroma y un sabor muy rico! Bss guapa

      Eliminar
  4. Oh pan de vino, nunca lo había oído! Tiene una pinta estupenda... Yo me estoy adentrando ahora en el mundo "panarra" y estoy con recetas muy simples que no requiera masa madre, poco a poco todo se andará. Aunque estoy muy satisfecha con el sabor de mis panes no quedo satisfecha del todo porque me quedan con poca miga y más bien bajitos, no se a que se puede deber ¿Tu que opinas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no sabría decirte porque te quedan con poca miga, quizás se trata sólo de tiempos de levado, quizás no son el suficiente tiempo. Aunque si sigues alguna receta, debería decirte exactamente el tiempo de levado. También he de decirte que no tienen nada que ver los panes con masa madre a los que no la llevan, la miga no queda de la misma manera y siempre tiene a quedar con menos aire. Pero tranquila, seguro que poco a poco le coges el truquillo y te quedan como tu quieres ;) Un besazo

      Eliminar
    2. Muchas gracias, mañana tengo pensado volver a intentarlo, quizá sólo sea esa, práctica y claro ir probando poco a poco con recetas más complejas =)

      Eliminar
    3. Pues ya me contarás que tal te ha ido, seguro que genial! bss

      Eliminar

Muchas gracias por dejarme tu comentario,
me hace una ilusión tremenda recibirlo!
Bss